Taberna Zíngara

Hoy toca hablar de la Taberna Zíngara, un reciente y agradable descubrimiento de esos que presta encontrar de vez en cuando.
Está situado en la calle Linares Rivas, en plena ruta de vinos de Gijón, una zona que por otro lado cabe destacar actualmente ya que cuenta con una oferta gastronómica de lo más variada y apetecible de la ciudad.
Se trata de un local donde se pueden chatear unos vinos, donde destacan sus variadas tapas, y además del comedor que se encuentra cerca de la barra, dispone de otro más amplio en el piso inferior.
Aquí dejo la carta ya que no disponen de página web (sí que se pueden encontrar en facebook).

 

Se trata de una carta con claras alusiones a la cocina andaluza pero donde prima sobre el buen producto, sobre todo de temporada ya que siempre ofrecen cositas interesantes fuera de carta.En esta ocasión pudimos probar los siguientes platos:

 

Gambas de huelva

Unas gambitas muy ricas, acompañadas de una salsa tártara (una debilidad para mí).

 

Tataki de atún rojo toro

Un tataki excepcional para los amantes de este plato, no tiene una salsa especial como acompañante ni nada por el estilo, se basa única y exclusivamente en una matería prima de primera. Además acompañan el plato con la etiqueta de autenticidad del atún donde se pueden ver todos los datos del mismo. La foto habla por sí sola, un PLATAZO.

 

Puntillitas, huevos rotos y pimientos

Seguimos con unas puntillitas, plato más andaluz, acompañadas de huevos y pimientos, de mejor sabor que presencia.

 

Tartar de atún rojo con aguacate y huevas de trucha

Para continuar, como quedamos con tan buen sabor de boca del tataki, elegimos otra de las elaboraciones a base de atún rojo, estaba muy rico también pero si tuviera que quedarme con un plato sería el tataki.

 

 

Para finalizar una gran cena, nada mejor que un gran postre, y en este restaurante ofrecen postres verdaderamente apetecibles, que hacen que resulte casi imposible pasar sin él (aún más de lo habitual).

En esta ocasión nos decidimos por el coulant que es un postre muy bueno si se hace bien, y aquí lo hacen bien.

He de destacar también que en otra ocasión probé la torrija de coco caramelizada y estaba aún mejor.

Coulant de chocolate con helado

Resumiendo, gran descubrimiento en una zona de vinos de Gijón cada vez más en auge y que goza de una gran calidad y variedad.

De lo mejor para tomar unos vinos (ponen unas tapas muy buenas) y excelente sitio para comer cosas diferentes y ricas, sobre todo yendo en plan de compartir y probar platos.

Precios acordes a lo que ofrece el sitio, os podéis hacer a la idea ya que vienen incluidos en la carta.

Importante los fines de semana (como en toda la zona) reservar si queréis cenar.

¡Ya van dos visitas y sin duda caerán más!

One comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *